Carta abierta del Dr. Matthias Rath a la Academia de Ciencias

Heerlen, Febrero 2021

Excelentísimo Señor Don Jesús María Sanz Serna,

Le envío esta carta abierta para presentarle importantes hallazgos en el campo de la investigación sobre micronutrien- tes en la lucha contra la pandemia del Coronavirus, y para invitarle a unirse a una intensa colaboración en este ámbito.

El equipo principal de investigadores y médicos de nuestro Instituto de Investigación y yo, hemos tenido el privile- gio de trabajar con el Dr. Linus Pauling, ganador de dos premios Nobel1. Como sin duda sabrán, que el Dr. Pauling fue uno de los científicos más influyentes del siglo XX. Sus áreas de trabajo incluían cuestiones fundamentales como los principios del enlace químico, la estructura y la función de los anticuerpos y los principios claves de la inmuno- logía, las estructuras básicas de las proteínas y el descubrimiento de la primera enfermedad genética: la anemia falciforme. En sus últimos años, los intereses del Dr. Pauling también abarcaron el papel de los micronutrientes en la lucha contra las enfermedades víricas, como la gripe y el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

A lo largo de las dos últimas décadas, nuestro equipo de científicos ha continuado esta importante investigación en el ámbito de los micronutrientes. Desde el inicio de la pandemia del Coronavirus, la investigación sobre la im- portancia de los micronutrientes en la lucha contra esta pandemia ha sido uno de los puntos centrales de nuestro trabajo. Los resultados pioneros de este trabajo hacen posible un enfoque completamente nuevo para el control exitoso de esta pandemia.

La rápida mutación de este virus representa un nuevo reto para toda la humanidad. Las pruebas de la mutación2 del Coronavirus que apareció en el Reino Unido a finales del 2020 se manifestaron en más de 50 países en pocas semanas. En los próximos meses y años, según todas las leyes de la biología y la virología, se producirán nuevas mutaciones del Coronavirus en un creciente número de países. En esta situación, los científicos -incluida su Academia en particulartendrán una responsabilidad especial. Los científicos de todo el mundo están llamados a encontrar soluciones para evitar que se produzcan nuevas oleadas de pandemias de Coronavirus debido a las constantes mutaciones del mismo, y por lo tanto a allanar el camino para acabar con esta pandemia.

Aunque algunos fabricantes de las vacunas actuales afirman que sus productos también funcionarían contra una o más nuevas mutaciones, hasta la fecha no hay pruebas clínicas sólidas sobre esto. Además, es prácticamente seguro que las futuras mutaciones eludirán la protección conferida por la vacunación con los preparados actualmente disponibles.

Con cada nueva mutación del Coronavirus, toda la población del mundo se verá expuesta de nuevo al riesgo de atravesar una crisis humana, económica y social como la que estamos viviendo desde la pandemia del COVID-19. Esta perspectiva es inaceptable.

En vista de la rápida mutación del Coronavirus y de sus consecuencias potencialmente devastadoras, ya no se puede justificar la lucha contra la pandemia confiando únicamente en las vacunas. En lugar de centrar la investigación científica en el desarrollo de un número cada vez mayor de nuevas vacunas contra las nuevas mutaciones del Coronavirus que surgen, la investigación científica internacional debe centrarse en la protección de las células humanas contra la infección por Coronavirus, independientemente de cuántas mutaciones del Coronavirus surjan en el futuro.

La forma más prometedora -y posiblemente la únicade lograr este objetivo reside en el siguiente enfoque: todas las variantes de Coronavirus conocidas hasta la fecha (SARS-CoV 2003, HCoV NL63 2003, HCoV HKU1 2004, MERS- CoV 2013 and SARS-CoV-2 in 2019) utilizan la misma “puerta de entrada” para infectar el cuerpo humano, el receptor ACE2 situado en la superficie de la célula. El primer objetivo de nuestro trabajo de investigación fue, por tanto, investigar la producción (expresión) de estos receptores en las células humanas para minimizar el riesgo de infección por Coronavirus.

Los resultados de nuestra investigación han demostrado que una combinación particular de micronutrientes es capaz de reducir la producción de estas puertas de entrada virales (receptores ACE2) tanto en las células pulmonares epiteliales humanas como en las células endoteliales de las paredes de los vasos sanguíneos humanos en más de un 90%. Además, estos micronutrientes también fueron capaces de inhibir tanto la unión del virus a la superficie celular como las enzimas necesarias para la reproducción del virus dentro de la célula.

La forma en que los micronutrientes investigados actúan sobre la infectividad del Coronavirus puede resumirse como sigue:

  1. Inhibición significativa de la unión de las proteínas de superficie del Coronavirus (Spikes) a los receptores ACE2 en la superficie de las células
  2. Inhibición significativa de la producción de receptores ACE2 por parte de las células humanas, lo que reduce la unión de los coronavirus a estas células y, por tanto, su medio de infección.
  3. Inhibición significativa de todas las proteínas claves (enzimas) implicadas en la adsorción y reproducción de los coronavirus en las células
  4. Un aumento significativo del funcionamiento general del sistema inmunitario, incluida la producción de células de defensa inmunitaria (leucocitos), su capacidad para migrar al lugar de la infección (quimiotaxis) y la eliminación de virus y otros invasores infecciosos (fagocitosis).

Esta investigación pionera ha sido confirmada por los primeros ensayos clínicos que demuestran que las altas dosis de vitamina C no sólo pueden prevenir las infecciones por Coronavirus, sino que también reduce la tasa de mortalidad de los pacientes gravemente infectados y hospitalizados por Coronavirus3, un efecto que no ha sido documentado para ninguna de las vacunas o preparaciones farmacéuticas actuales.

Los gráficos siguientes resumen los resultados de nuestra investigación sobre micronutrientes y, al mismo tiempo, subrayan los beneficios en comparación con un enfoque de la lucha contra la pandemia, limitado únicamente a las vacunas:

Enfoque de la estrategia de vacunación:

Bloqueo de un subtipo de Coronavirus

Estrategia de vacunación contra la pandemia del Coronavirus

Como los anticuerpos se desarrollan específicamente contra las estructuras de superficie (Spikes) de una variante específica del Coronavirus, la eficacia de esta vacuna contra cada nueva mutación del Coronavirus es cuestionable.

Incluso, si resulta que algunas de las vacunas contra el Coronavirus-desarrolladas hasta la fecha -ofrecen una cierta protección contra una o más mutaciones del Coronavirus, cada nueva mutación (llamada “XY” en el gráfico anterior) está potencialmente en condiciones de infectar incluso a los pacientes que ya han sido vacunados.

Por lo tanto, con cada nueva mutación del virus, la humanidad se expone al riesgo de enfrentarse a una crisis similar o incluso mayor que la que se ha producido como consecuencia de la pandemia de COVID 19.

Enfoque de la estrategia de micronutrientes:

Refuerzo de las capacidades de defensa de las células del cuerpo humano contra el ataque de todos los subtipos de Coronavirus

Estrategia de micronutrientes contra la pandemia de Coronavirus

A diferencia del uso de vacunas que se dirigen a variantes individuales del Coronavirus, el uso de micronutrientes persigue el objetivo de reforzar la resistencia de las células del cuerpo a las diferentes variantes y/o mutaciones del Coronavirus.

Nuestra investigación muestra que combinaciones específicas de micronutrientes (ilustradas en el gráfico anterior en forma de diamantes) inhiben todos los mecanismos claves del Coronavirus para penetrar y reproducirse en las células humanas.

Por ejemplo, se inhibe la producción (expresión) de las proteínas de superficie de las células humanas (receptores ACE2), las “puertas de entrada” celulares para cualquier infección por Coronavirus, independientemente de la variante o mutación4 del Coronavirus en cuestión.

Je vous envoie cette lettre pour vous informer officiellement de ces résultats scientifiques. Compte tenu de l’importance vitale de ces découvertes pour l’humanité tout entière, je vous demande :

  • Mettez ces résultats sur les progrès de la recherche en micronutriments dans la lutte contre la pandémie de Coronavirus à la disposition de tous les membres de votre Académie.
  • Lancez vos propres programmes de recherche dans les universités et les instituts de recherche qui vous sont accessibles, afin de développer et d’étendre la recherche scientifique et la sensibilisation clinique à la recherche sur les micronutriments dans la lutte contre la pandémie de
  • Usez de votre influence sur les décideurs politiques et l’opinion publique pour souligner les dangers d’une stratégie basée uniquement sur les vaccins et pour diffuser les approches de lutte contre la pandémie qui sont désormais possibles grâce à des micronutriments efficaces et sûrs disponibles

Mon équipe de recherche et moi-même pouvons vous offrir toute la coopération imaginable dans cette approche. Nous sommes prêts à :

  • à présenter en détail nos conclusions aux membres de votre Académie des sciences, par exemple sous la forme d’une conférence, et pour répondre aux questions correspondantes ;
  • de planifier et de mettre en œuvre les programmes de recherche et les essais cliniques correspondants avec vos membres et les départements spécialisés correspondants de l’Académie ;
  • en collaboration avec votre académie, à élaborer et à mettre en œuvre un plan pour la fourniture à l’échelle nationale d’aliments riches en micronutriments aux écoles, aux maisons de soins, aux hôpitaux et à l’ensemble de la population, et/ou à élaborer et à mettre en œuvre une supplémentation nutritionnelle correspondante ;
  • d’élaborer avec votre Académie un plan visant à convertir progressivement l’offre de soins de santé de l’intervention à la prévention des maladies, et de mettre en œuvre ce plan conjointement avec vous

Au cours du siècle dernier, neuf prix Nobel au total ont été décernés pour la découverte des bienfaits des vitamines et autres micronutriments pour la santé5. Votre Académie des Sciences compte des lauréats du prix Nobel parmi ses membres actuels ou anciens.

J’ai moi-même eu le privilège de travailler avec un double prix Nobel qui m’a dit, peu avant sa mort, que le jour viendrait où je devrais élever la voix au nom des résultats de la recherche sur les micronutriments pour faciliter une percée – contre tous les intérêts contradictoires. C’est le moment de le faire.

Au vu des résultats scientifiques actuellement à notre disposition, l’Académie des sciences n’a que deux alternatives : soit elle reconnaît les résultats scientifiques désormais disponibles sur l’importance des micronutriments dans la lutte contre la pandémie de Coronavirus – soit elle perdra sa crédibilité en tant que promoteur de la science pour le bien de l’humanité.

Haute Considération,

Dr. Matthias Rath

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario